Blog

¿Qué es el Redireccionamiento y cómo funciona?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Has notado que en ocasiones, al entrar a un sitio web, cuando éste carga la URL que aparece es diferente a la que ingresamos? Esto sucede cuando se está realizando algún tipo de redireccionamiento, es decir, se ha configurado para que una URL lleve a otra.


¿Por qué se hace esto? Pues por varias razones, en ocasiones se debe a una táctica temporal, en otras a una acción más permanente debido a necesidades de hacer cambios en el sitio. En este artículo te contaremos sobre qué es el redireccionamiento y cómo funciona.

¿Qué es el Redireccionamiento?

Las redirecciones son la forma más común que tienen los negocios que cuentan con sitios web, para redirigir a los usuarios que están navegando y a los motores de búsqueda a una URL diferente desde la URL de origen.

Son utilizadas para traspasar contenido de una URL antigua a una nueva o actualizada, también se usa cuando se eliminan páginas del sitio, se cambia el nombre del dominio, cuando se quiere fusionar sitios web, entre otros.

Pero, ¿Por qué se hace el redireccionamiento y no solo se comienza a usar la nueva URL? porque probablemente muchos otros sitios web tengan enlaces al nuestro y, en caso de que los cambiemos, estos enlaces no funcionarán. Lo más práctico y lógico, entonces, es hacer que esos enlaces antiguos redireccionen a los usuarios de forma automática al nuevo.

Ahora, depende la acción que queramos realizar, existen distintas formas de hacer el redireccionamiento. Te contamos.

Redirección 301 o permanente.

Es un comando que nos permite decirle a Google que cierta URL, ahora corresponde a otra de forma permanente.

Es común utilizar este redireccionamiento para casos en que borramos algún artículo o alguna sección del contenido de nuestro sitio web para crear una nueva y actualizada, entonces, tal como lo decíamos antes, para no perder el tráfico haremos un nuevo redireccionamiento.

Precisamente para esto sirve la redirección 301, para que cuando los usuarios encuentren estos links que ya están obsoletos, no sean redirigidos a el error 404 y si lleguen al nuevo enlace.

Un ejemplo que define a la perfección el uso del redireccionamiento 301, es cuando las marcas cambian sus nombre o son adquiridas por otra empresa o cuando las marcas usan un solo sitio web para toda una región, como es el caso de Apple. En este caso, para el ejemplo, intentaremos entrar al sitio web de Apple en Chile, por lo que ingresaremos a “apple.cl”

redirect url

Al hacerlo, la página carga, pero somos redirigidos inmediatamante a “apple.com/LA”, el sitio web que la marca tiene para su uso en latinoamerica.

Si Apple no hiciera el redireccionamiento automático, por cierto que estaría perdiendo muchas visitas de usuarios que intentan ingresar a una URL que les parece lógica que sea de la marca. No son usuarios que estén googleando, sino que buscan precisamente visitar el sitio web de la marca en su país, eso significa que son usuarios de calidad que la marca no puede perder.

Configurar el redireccionamiento 301

Hay diversos tipos de formas para instalar el redireccionamiento 301, pero el más común y utilizado es mediante el archivo .htaccess que se encuentra en nuestro servidor. Con WordPress, que es uno de los creadores de sitios web más populares, puedes hacer esta optimización en sencillos:

Para comenzar, entra a tu cuenta de WordPress y procura descargar el plugin Yoast Seo. Una vez descargado haz clic en la pestaña SEO en el menú de la izquierda y eliges “herramientas”.

Configurar Yoast .htacces

Una vez que haces clic, te mostrará estas opciones, donde elegiremos “Editor de archivos”.

Configurar Yoast .htacces

Cuando hagamos clic, nos cargarán dos editores, entre ellos, el del archivo .htaccess:

Entonces, una vez abierto, dirígete a los archivos .htaccess y al final de los códigos, escribe lo siguiente Redirect 301 / URL antigua relativa / URL absoluta o completa, hacemos clic en guardar cambios y la redirección 301 quedará lista. ¿Qué es la URL relativa? Corresponde al texto que va después del dominio.

Por otra parte, la URL absoluta o completa se refiere a la nueva URL completa que usaremos para dirigir el tráfico.

Este es el cuadro al cual hay que ingresar el código de Redireccionamiento 301.

configurar una redireccion

Redirección 302 o temporal.

Muy similar al redireccionamiento 301, pero con la diferencia que los sitios web a los cuales vamos a dirigir el tráfico serán temporales. 

El redireccionamiento 302 se suele utilizar para casos en que nuestros sitios web están en etapas de mantenimiento, hay eventos o promociones activas que queremos potenciar o para hacer modificaciones.

Un claro ejemplo del redireccionamiento 302 lo podemos ver en los retail. En este caso te mostramos un ejemplo de uno llamado Paris. Al ingresar a la URL, nos dirige de inmediato a paris.cl/black-paris, para promocionar un evento de descuentos que están llevando a cabo. En este caso, el redireccionamiento solo será utilizado hasta que dicho evento termine, por lo que se usa el redireccionamiento 302 y no el 301.

redireccion 302

Para configurar este redireccionamiento, hay que seguir los mismos pasos que el 301 en WordPress, salvo por un detalle que tiene que ser cambiado en el código Redirect 302 / URL antigua relativa / URL absoluta o completa.

Meta Refresh

Una práctica común, pero no por eso buena, es el uso de las etiquetas META, que sirven principalmente para indicar a los navegadores cuando su sitio web se tiene que actualizar o refrescar y esto para dirigir a los usuarios que están activos en nuestro sitio web, a otro sitio completamente distinto al que pensaban que entrarían o para ir mostrando actualizaciones online. A diferencia del redireccionamiento 301 y 302 que dirigen inmediatamente, este se activa una vez que carga el sitio y se puede configurar para que suceda en el segundo 0, 1, 2 y así.

¿Has notado cuando has querido descargar un archivo que te hacen esperar 15 segundos y luego carga una página nueva? Precisamente ahí es cuando se utiliza la etiqueta Meta Refresh.

Al igual que los redireccionamientos anteriores, puede ser modificado por medio de WordPress en sus códigos .htaccess y para hacerlo se debe ingresar el siguiente código META HTTP-EQUIV=»REFRESH»CONTENT=»X;URL=nuevo destino».

Cada uno de estos códigos tiene un significado que a primera vista pueden parecer complicados de entender, por eso los explicamos brevemente:

  • HTTP-EQUIV, indica la instrucción que será enviada a la etiqueta que en este caso es refresh.
  • REFRESH, es la acción que se realizará, para este caso refrescará la página del sitio.
  • CONTENT nos indicará las características de estas actualizaciones, como el tiempo de espera para hacer el refresh, que se calcula en segundos, y la URL donde se hará el redireccionamiento.

Redireccionamiento y Prácticas SEO

Dentro de los tipos de redireccionamientos el más utilizado y amigable para SEO es el 301, por esta razón hablaremos de forma más detallada sobre las prácticas SEO que se utilizan en este tipo de redireccionamiento.

Google rankea los sitios web, según su contenido y relevancia y esto queda demostrado en la posiciones en los resultados de búsqueda. Para lograr ocupar los primeros lugares se necesita desarrollar un gran trabajo de contenido y optimizaciones dentro del sitio web. Por esa razón es común tener un temor a cambiar los nuevos enlaces y perder todo el trabajo.

Pero si las redirecciones de los URLs están correctamente optimizadas, no tendremos que preocuparnos ya que los Link Juice permitirán transmitir toda la autoridad del URL de origen al URL nuevo. Link Juice es un concepto SEO poco conocido que corresponde al traspaso de autoridad que se hace por medio de la redirección y ligado a este concepto, existe el llamado Page Rank, que es la autoridad que tienen las páginas del sitio.

Para que la autoridad de las antiguas URLs sea transmitida correctamente, hay prácticas que pueden facilitar la optimización de la nueva y tiene que ver con el tipo de URL al cual el usuario va a aterrizar cuando cuando haga clic. A modo de ejemplo, si el sitio de origen corresponde a un negocio de gastronómico, específicamente repostería y la URL nueva nos lleva a un landing page de comida saludable, contarán con el mismo rubro en común, lo que no hará pensar al usuario que está equivocado en su búsqueda.

Por el contrario si el redireccionamiento que se realice nos derivará a un landing page que no tiene nada que ver con el rubro de origen, el link juice puede resultar perjudicado y no lograr indexar las URL, por lo tanto, menos tráfico.

El tiempo de traspaso total de un dominio a otro puede variar, pero en promedio dura unos tres meses, eso no quiere decir que no sirva la redirección por ese tiempo, solo que no estará completamente optimizada.

En caso de que no estés muy familiarizado con temas SEO, te recomendamos leer nuestra Guía Básica de Posicionamiento en Google, te ayudará a comprender los conceptos y buenas prácticas esenciales para posicionar tu sitio web en el famoso buscador.

Por otra parte, si estás recién comenzando con tu negocio y no crees que el SEO sea un aspecto a considerar, te recomendamos leer sobre cómo las pequeñas empresas pueden beneficiarse del SEO.

email
¿Quieres recibir todas las novedades de nuestro blog directamente en tu correo? ¡Suscríbete Ahora!
¿Te gustó este artículo? Compártelo en tu redes:
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.